¿Qué es un masaje yoga-thai?

Un masaje yoga-thai es un sistema de curación tradicional que combina acupresión, principios ayurvédicos indios y posturas asistidas de yoga. El masaje tailandés trabaja todo el cuerpo mediante una secuencia de movimientos que son similares al estiramiento yóguico. El terapeuta utiliza las palmas de las manos y los dedos para aplicar una presión firme sobre el cuerpo. A veces también se utilizan los pies para masajear la espalda. El receptor viene girado y estirado en varias posiciones. Un masaje tailandés se realiza completamente vestido y no incluye ningún aceite esencial (a excepción de la última parte del rostro si se desea). El receptor debe vestirse con ropa holgada y cómoda durante el masaje.

¿El masaje Yoga-Thai puede ayudar con las emociones?

¿Alguna vez has notado que cuando estás ansioso, la comida no parece bajar de la misma manera? Cuando te estresas, tus músculos se tensan y comienzas a apretar todo. Es completamente normal. Todos lo hacemos. El hecho es que, incluso a nivel subconsciente, los sentimientos y los pensamientos se acumulan. Si no estás acostumbrado a hablar de cosas, o incluso si lo estás, tu cuerpo empieza a asimilar cómo te sientes e intenta depurarlo de una forma u otra.

Un masaje de yoga-thai no solo puede ser agradable bien cuando la presión del masaje profundo comienza a derretir la tensión, sino que también puede traer algunas emociones reprimidas. ¿Por qué pasa esto? Puede parecer un poco descabellado pensar que tu cuerpo almacena sus emociones, pero los seres humanos no solo están formados por músculos. La palabra yoga significa cuerpo y mente en sánscrito. Lo quiera admitir o no, los dos van de la mano. El cuerpo no puede vivir sin una mente, y la mente no sería nada sin un cuerpo.

¿Cuales son los beneficios?

  • Reduce el estrés
  • Aumenta la energía
  • Alivia los dolores de cabeza
  • Estimula la circulación
  • Mejora el rango de movimiento

¿Por qué hay connotaciones negativas?

Parece haber un gran malentendido de que el masaje tailandés es con «un final feliz» como se suele decir. El terapeuta NUNCA debe tocar el receptor de forma sexual ni es un masaje sexual en lo más mínimo.

Margherita, la masajista Yoga-Thai en Love Yoga Studio completó su curso de Yoga-Thai Massage con Inspirales en octubre de 2020.

Experiencia de: Helena González

«Acudí a realizarme un masaje thai a ciegas, quería probar la experiencia sin contarme en qué consistía y dejando que mi cuerpo experimentase.
Lo que me encontré fue un desbloqueo a medida que iba avanzando, mi cuerpo no quería dejar profundizar en diferentes partes, y poco a poco se fue soltando y disfrutando de la experiencia. Es algo diferente ya que no te encuentras con un masaje con aceite, sino que son las manos y los pies del experto quien te hace disfrutar, tu cuerpo se contorsiona como si de un chicle se tratase a base de movimientos y giros. Termine con una sensación de bienestar y pasados unos días, comprendí que yo misma estaba sufriendo una situación de ansiedad que se había calmado, sintiéndome mucho mas relajada y activa.»